miércoles, 27 de mayo de 2015

Entrevista de Julia Saez para La Mirada Actual

http://lamiradaactual.blogspot.com.es/2015/05/carlo-emanuele-ruspoli-el-profeso-es-la.html

El texto de la entrevista:

1. ¿Por qué esa serie sobre el Profeso?
Hace quince años decidí empezar a escribir más en serio, pues hasta entonces me había limitado a colaborar con algunas revistas. Tras publicar unos libros de historia, genealogía y antropología, nació en mí la idea de crear un personaje muy especial y de escribir sus aventuras. Tomando ejemplo del conde Galeazzo Marescotti, un glorioso antepasado de la Edad Media, nació la figura de Giangaleazzo Ruspoli, un caballero de Justicia o, más simplemente, un Profeso de la Orden de San Juan de Jerusalén. Esta nueva novela histórica que acabo de presentar, El Profeso y la parapsicología, es la décimo sexta de la serie, décimo segunda en orden cronológico. Toda mi producción literaria se puede bajar en esta dirección: http://www.caja-pdf.es/2015/03/04/gian-galeazzo-ruspoli-y-mas/ y un resumen de mi blog en esta otra: http://www.caja-pdf.es/2015/01/13/cr-nicas-de-mi-blog/

2. ¿En qué medida es su alter ego?
Más que un alter ego, mi protagonista es la clase de persona que me gustaría ser. Todo escritor tiene un componente autobiográfico en sus textos, pero en mi caso es un sueño.  Confieso que padezco de insomnio. Y al Todopoderoso agradezco tal dolencia, que siendo tantas las noches que paso en vela, no hay una en la que no me sienta libre. Que unas noches soy el pícaro y necesitado sacristán Carlos, o ando metido en el pellejo del cura Don Josechu. Otras soy conquistador. Y otras obispo. Y una recuerdo en la que el conclave me eligió Papa. He sido aventurero, médico y futbolista.  Premio nobel, estudiante y analfabeto. Y cien veces casada y alguna viuda. He ganado carreras y combates. He sido extraterrestre, demonio, ángel y San Pedro, y a la memoria me llega una noche que fui Dios, con todo respeto. Pirata, vagabundo, buhonero, aguador, obrero y minifalda. Militar, herido en la guerra y hasta muerto. Quijote, Sancho y Buscón. Parado, rico, enfermo y milagroso. Pájaro, dinosaurio, conejo y escopeta.  Pero el personaje que más me gusta es ser Profeso  y hacer justicia por el mundo. Y como no tengo límites, a veces, he sido muchas cosas a la vez.  Y aun así, alguno me pregunta que por qué escribo.  Soy un hombre y ansío la libertad. Y yo me siento libre cuando en la soledad de la madrugada, frente al ordenador o a un folio en blanco y una pluma, soy quien en ese momento me pregunto:- ¿Por qué no escribes? Como dijo Jean-Paul Sartre: "Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es." Y asimismo: "el hombre está condenado a ser libre", precisamente como el Profeso, Giangaleazzo Ruspoli, sin más ataduras de aquellas que él mismo escoge en su personal cruzada humanitaria.

3. ¿Qué papel histórico ha tenido la familia Ruspoli?
Acudió a la llamada de Carlomagno hacia finales del VIII siglo, al frente de tres mil arqueros, luego Mario, el jefe del clan escocés Douglas se convirtió, tras dar muestras de gran valentía al ganar todas las batallas, en el asesor militar del emperador. Por sus méritos fue premiado con el feudo de Bagnacavallo, cerca de Bolonia, y se estableció en Italia. Los Ruspoli, antes Marescotti, por lo de Mario el escoto, salvaron la vida de Papas, de reyes y emperadores, crearon ejércitos para defenderlos, destacaron en la historia por su heroísmo en muchas ocasiones. Luego vinieron los demás feudos de Cervéteri (a mi familia se debe el conocimiento de la civilización etrusca), de Vignanello, de Morignano (cuyo ducado llevo yo mismo), etcétera. En época contemporánea entre las dos guerras mundiales, los Ruspoli italianos, mis tíos y mi abuelo, consiguieron por sus hazañas militares quince medallas al valor, de las que cinco fueron de oro. En Roma y en Italia hay calles dedicadas a su memoria. Cuando el presidente Pertini visitó El Alamein sintió un deseo de agradecer a la familia tanto valor y tanto sangre derramado por Italia.

4. ¿Qué papel tiene hoy la nobleza?
¿Nobleza? ¿Aristocracia? ¿Élites? En toda sociedad humana las ha habido, las hay y las habrá. La sociedad española e italiana en particular, y las sociedades occidentales en general, las necesitan como clases directoras, de ello no hay duda. Pero es obvio también que no pueden fundarse ya en la sangre, la estirpe o el linaje -es decir, en el mero automatismo, por lo demás tan azaroso, del nacimiento y la herencia-, sino sólo y exclusivamente en la valía y en el esfuerzo personal. Y es que el origen del more nobilium fue precisamente ese afán de superación personal, esa búsqueda constante de la perfección a través de la práctica de la virtud. Grecia nos enseñó a buscar la belleza, la bondad y la sabiduría; Roma nos dio el concepto de libertas, basada siempre en las leyes; la Cristiandad, el del respeto e incluso el amor al prójimo; la Caballería medieval, un estricto código del honor... Por eso me parece que resulta bien comprobado que en la España e Italia post-modernas y globalizadas, a la llamada Nobleza española o italiana -compuestas sólo de meros poseedores de Títulos y de meros descendientes de nobles- solamente les queda continuar vegetando y mirándose en el ombligo de una vanidad que siempre será ridícula -y además tan innecesaria a la sociedad actual-; o bien plantearse el recurso de aceptar con resignación y con dignidad su extinción definitiva como estamento o grupo social, dedicándose sus asociaciones colegiales, como mucho, a una mera labor cultural de conservación de una a veces estimable memoria histórica, pero evitando por cierto los tintes pseudo-historicistas y el malhadado orgullo de clase -o de casta, mejor dicho-. El cambio del viejo concepto de Nobleza al único hoy admisible -el de Familias Históricas- parece insoslayable, aunque a ello se resistan los descendientes de hidalgos de aldea que hoy pueblan y gobiernan -y prostituyen- las corporaciones nobiliarias, que obviamente saldrían perjudicados en el cambio, ya que sus modestos linajes jamás han hecho ni siquiera una pequeña parte de la Historia de España o de Italia. ¿Aristocracia? ¿Élites? Las hay en la España y la Italia de hoy, por supuesto; pero los actuales descendientes de la hispáno-italica Nobleza, la que existió y rigió los destinos de ambos países durante la Edad Media y la Edad Moderna, ya no son ni una cosa ni la otra porque no buscan ni practican apenas la virtud, ni tampoco tienen el amparo legal porque apenas existen ni para el Estado ni para el Derecho. Y para colmo carecen de poder económico. Y ya sabemos que la nobleza sin ley, sin virtud y sin patrimonio, no puede ser ya nada más que una insustancial y molesta vanidad.

5. ¿Cómo traduciría usted el lema “Nobleza obliga”?
Creo que ya contesté a esa pregunta. Hay que ver la Nobleza en el contexto de la respuesta anterior y en nuestra época.

6. Su divisa es en francés ¿Por qué?
Si se refiere al lema francés de los Ruspoli: «Mieux tard que jamais. »  Creo que simplemente es porque en la época en la que fue elegido el lema de los Ruspoli, los franceses protegían los Estados Pontificios.

7. ¿Por qué optó por la literatura en vez de la historia?
La literatura es mi gran afición, pero mi profesión es la de arquitecto. Llegué a ella más por un reto de mi padre que por otro tipo de circunstancias. Pero la afición se ha vuelto ahora en una segunda profesión…

8. Egipto será su siguiente campo literario ¿por qué?
Adoro ese país y lo visito con frecuencia. Estuve allí hace menos de un mes y estoy concibiendo una nueva entrega de mi serie El Profeso, a favor de los coptos. La idea nace de las conversaciones que tuve con el párroco de la iglesia más antigua de Egipto, construida sobre la cripta donde vivió la Sagrada Familia durante tres meses, para huir de Herodes. Y de mi indignación del mal trato que se da a estos pueblos cristianos, mientras Occidente mira por el otro lado.

9. Dado su libro, ¿qué poder tiene hoy la masonería?
Sigue siendo muy intenso, pese a que hoy mantiene en la mayoría de países donde está presente, un perfil minimalista o secreto para evitar llamar demasiado la atención. Los creadores y firmante de la Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica fueron todos masones, empezando por Benjamín Franklin. Napoleón Bonaparte puso a su hermano José al frente de la Logia francesa con el fin de incrementar la influencia francesa en Europa y en Sur América. España ha tenido masones muy ilustres, Ortega y Gasset, Blasco Ibáñez,  Gaudí, Machado, Ramón y Cajal, y un largo etcétera. Franco escribió un libro contra la masonería bajo seudónimo. E Italia tuvo una logia famosa denominada P2 que intentó organizar un golpe de estado. En Austria es motivo de orgullo pertenecer a la masonería. Un último apunte a favor de la masonería. El Reino de Italia (1860) fue fruto de una audaz acción del militar y político Giuseppe Garibaldi. Sin embargo el rebelde italiano recibió poca ayuda del gobierno piamontés, entonces presidido por el conde de Cavour. Hacía falta dinero para financiar la expedición y, por medio de otro grande patriota político y activista Giuseppe Mazzini, su gran amigo, Garibaldi logró financiar la expedición con dinero de la masonería inglesa. Ergo, si la masonería no hubiese ayudado, Italia no se hubiera reunificado.

10. ¿Y las ciencias ocultas?
La última novela trata precisamente del control mental y más en general de fenómenos parapsicológicos. He intentado incluso de buscar respuestas científico-literarias a lo aún inexplicable, con la ayuda de un amigo neurocirujano, pero sobre todo siempre intento entretener a los lectores con una historia de una compleja intriga internacional en la que mi protagonista, el Profeso, jugará un papel fundamental, como de costumbre, porque toda su vida es una cruzada contra los grandes defectos de la sociedad. Por medio de sus extraordinarias capacidades extra sensoriales, el Profeso viaja en lo astral, en el espacio y el tiempo, gracias a la meditación trascendental cuántica, por lo que puede estar en cualquier lugar y en cualquier momento. Tras las dos primeras novelas medievales de la serie, El Profeso y Asesinato en el Letrán, en las que mi personaje va siguiendo, a su manera, las líneas maestras trazadas por la Orden de San Juan (tuitio fidei et obsequium pauperum), Giangaleazzo decide ampliar su campo de acción. Mantiene su condición de Profeso a secas, arrincona los cargos u honores como: Caballero Bailío Gran Cruz de Justicia, Gran Prior de Pisa, Caballero Apóstol de la Vera Cruz, o Lugarteniente de Gran Maestre, y no utiliza los títulos nobiliarios de su linaje. Podría ser más, pero no quiere.

11. ¿Qué libro está leyendo ahora?
Tengo unos veinte en mi mesilla de noche esperando ser leídos. El que acabo de empezar es Hombres Buenos de Arturo Pérez Reverte.

12. ¿Qué película, obra de teatro o museo recomienda?
En España el museo del Prado sin lugar a dudas, pero fuera… vuelvo a Egipto con el museo de El Cairo, sin olvidar los museos Vaticanos y la galería Borghese de Roma, pero se me están amontonando las ideas: ¿Qué me dice del altar de Pérgamo, Las puertas de Babilonia o la cabeza de Nefertitis en Berlín? El Louvre, El British Museum y un largo etcétera. En cuanto a películas o teatro prefiero las comedias a los dramas, bastantes problemas tenemos en el mundo actual.








martes, 26 de mayo de 2015

Presentación de El Profeso y la parapsicología

Estos dos vídeos que he subido a YouTube son relativos a la presentación de la nueva novela y al acto de entrega del premio internacional literario Rubén Darío 2015. El acto y el posterior coctel se desarrolló en la Fundación Universitaria Española sita en la calle Alcalá, 93 de Madrid.
Si alguien estuviera interesado, hay un DVD de las intervenciones del cual puedo realizar copias.

http://youtu.be/UATuXzhG6Hs



lunes, 25 de mayo de 2015

El Profeso y los coptos

Capilla Sixtina




La decapitación de cristianos egipcios a manos de la Yihad ha puesto el foco informativo sobre los coptos. Son los mártires del siglo XXI, proclamados por Su Santidad el papa Francisco I. El hallazgo extraordinario de una tumba de oro bajo el suelo de la cripta de la iglesia de San Sergio, la más antigua de Egipto, donde vivió la Sagrada Familia tres meses, necesita una confirmación que solo se encuentra en España, en el monasterio del Escorial. ¿De quién es la tumba?  ¿Acaso podría ser la de Federico Hohenstaufen, el rey de Sicilia quien quiso ser enterrado en ese lugar? ¿Se puede dar la noticia al mundo en medio de tanta inseguridad? Los robos de un manuscrito religioso único del siglo VI en el museo copto de El Cairo y de otro en el monasterio de Santa Catalina en el Sinaí, que depende del patriarcado griego ortodoxo de Jerusalén, obligan a Sus Beatitudes los patriarcas de Alejandría, el papa copto Teodoro II y al de Jerusalén, Teófilo III a solicitar ayuda a Francisco I. ¿Quién está detrás de estos robos, seguramente por encargo? Parece obra del Imam, pero el Imam está muerto, fue ejecutado, ¿o no? Hace falta encontrar un hábil investigador de la Iglesia, alguien que conozca la historia de esa civilización y sienta respeto por ella. Este es el marco en el que tendrá que desenvolverse el Profeso, Giangaleazzo Ruspoli, para recuperar los manuscritos robados y para hacer justicia, antes de que el descubrimiento de la tumba sea desvelado a la comunidad cristiana y al mundo, despertando nuevas amenazas. Esta nueva entrega, la decimo séptima de la serie es la continuación de El Profeso y la masonería, pues Giangaleazzo, ahora vicepresidente de los Estados Unidos de Norteamérica, ayudado por su inseparable compañera Zoraya acudirá a la llamada del Papa, a título personal por obvias razones, para recuperar los manuscritos robados y hacer justicia a los coptos.   

video

viernes, 22 de mayo de 2015

Condecoración al Marqués de Marañón

Entrega de la condecoración de Commendatore dell'Ordine della Stella d'Italia al excelentísimo señor don Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, marqués de Marañón.


Brillante acto de entrega de la condecoración en la Embajada de Italia. El embajador, Pietro Sebastiani, casado con Cristina Finucci, ha agasajado a los asistentes con una recepción, tras los discursos. 

Esta es la soberbia contestación del Marqués de Marañón:

Querido Embajador, querido Pietro, queridos amigos. 
Acabamos de regresar de uno de los lugares 
naturales más paradisíacos que existen en nuestro 
planeta, una isla perdida en la Polinesia francesa. Es 
la antípoda metafórica del archipiélago de las 
basuras, concebido como un Estado independiente 
por Cristina Finucci para alertar nuestras conciencias 
sobre el proceso de degradación de la tierra. Horas 
después de pisar el suelo de nuestra realidad, me 
encuentro en este otro paraíso que es hoy para mí, la 
embajada de Italia.  Y lo es, en primer lugar, por la infinita generosidad 
con la que se me acoge, una generosidad doble, 
oficial y personal: la de la Presidencia de la República 
italiana concediéndome la honrosa condecoración 
que acabo de recibir, y la de su embajador en 
España, Pietro Sebastiani, que es quien lo ha 
propuesto. En mi vida he comprobado que con 
frecuencia los reconocimientos más gozosos son los 
que brotan de la generosidad del que los otorga y no 
del mérito de quien los recibe. No recompensan, sino 
regalan. Éste, claramente, es el caso. 
Mi alegría por estar aquí también se debe al calor 
afectivo de los que hoy me acompañáis. Pili, mi 
mujer, nuestros hijos y los "hermanos escogidos", 
como José Juan Toharia suele denominar a los 
familiares y amigos que componen la hermandad del 
corazón.  Por todo ello, embajador, te expreso mi más profundo 
y sentido agradecimiento. Gracias, muy de verdad, 
gracias, letra a letra, también por tus palabras. 
Aquí, con toda sencillez, debería concluir mi 
intervención, pero disculpadme si recabo durante 
unos minutos más vuestra atención para referirme, 
muy resumidamente, a lo que Italia representa para 
mí y a lo que este acto me lleva.  
Si nuestra cultura y nuestra propia lengua hunden sus 
raíces en Roma, Italia es hoy el país que, según las 
encuestas, los españoles situamos en la pirámide de 
nuestras preferencias afectivas. Pertenezco a una 
generación que aún aprendió latín en el colegio. En 
mi último curso de bachillerato, Italia, su historia y su 
cultura, fue nuestra principal asignatura, y así, a los 
16 años nos llevaron durante más de un mes a 
recorrer tu país, querido Pietro, en lo que fue un 
inolvidable viaje precursor de tantos otros. Si 
entonces elegí Asís para hacer el trabajo de fin de 
curso, luego he regresado a Siena, Sicilia, Strómboli, 
Nápoles, Capri, Pompeya, Florencia, Pisa, Venecia, 
Milán, Bellagio, y, naturalmente, Roma, a la que 
Alberti dedicó un inolvidable poema: "Dejé por ti mis 
bosques, mi perdida arboleda, mis perros desvelados, 
mis capitales años desterrados hasta casi el invierno 
de la vida. Dejé por ti todo lo que era mío, dame tu, 
Roma, a cambio de mis penas, tanto como dejé para 
tenerte." Y, ciertamente, Roma no defraudó a nuestro 
gran poeta exiliado, porque Italia no defrauda nunca. 
Mi generación creció con el cine italiano, el 
neorrealismo, Pasolini, Visconti, Fellini; y con su 
música popular, como la de Doménico Modugno y 
tantos más. En mi biblioteca tengo apartados algunos 
libros que son los que he elegido como compañeros 
inseparables de mi andadura. Entre ellos recuerdo El 
desierto de los tártaros de Dino Buzzati, Amor y 
enamoramiento de Francesco Alberoni, La ilíada de 
Barico, y las Meditaciones de Marco Aurelio, el 
emperador que escribió: "Mi ciudad y mi patria, en 
cuanto Antonino, es Roma, pero en tanto que 
hombre, el mundo". Y en mis estudios de Derecho, 
Mancini, Carnelutti, Lombroso, y, por supuesto, 
Maquiavelo, fueron algunos de mis maestros de 
referencia. También tengo dos tatarabuelos italianos, y Pili Y yo 
estamos a punto de tener un nieto también italiano. 
De esos antepasados uno fue un comerciante 
genovés emigrado a Cádiz y, otra, una princesa de 
Dos Sicilias de tan VIVO carácter que provocó una 
frase que ha pasado a la historia al darle una sonora 
bofetada al Ministro Calomarde, y responderle éste: 
"Manos blancas no ofenden, señora". Por otro lado, 
nuestro retiro toledano es un convento erigido en 
1619 por los religiosos italianos de la Ordine di 
Chierici Regolari Minori de San Francesco Caracciolo, 
que lo ocuparon durante más de dos siglos 
dejándonos la huella indeleble de su espiritualidad. 
Por último, presido la Fundación El Greca 2014 que 
ha organizado la conmemoración del IV Centenario 
del genial pintor nacido en una isla de la República de 
Venecia y formado en esta ciudad y en Roma, y 
muchos de mis mejores esfuerzos de los últimos años 
se los estoy dedicando al Teatro Real. La ópera nace 
en Italia con Monteverdi; el género se denomina con 
un término italiano; durante el siglo XIX, en el Teatro 
Real el público exigía que los libretos escritos 
originariamente en español se tradujeran al italiano 
para ser representados; y, finalmente, en nuestro 
tiempo, aunque el repertorio se haya abierto como 
consecuencia de la relevancia cultural que tiene la 
ópera, La Traviafa, de Verdi, como hemos 
comprobado recientemente, sigue siendo la más 
identificable, la que más entusiasmo y afición genera. 
Como veréis, lo italiano me rodea en casi todos los 
ámbitos, y lo hace de manera muy gozosa. 
Ante la falta de otros méritos, he aducido mi amor y 
admiración por Italia, y a vuestra generosidad, 
embajador, sólo puedo responder asumiendo el 
compromiso de hacer todo lo que esté a mi alcance 
para promover la amistad y el entendimiento entre 
nuestros dos países. Por tanto, y concluyo, querido 
Pietro, sabes que cuentas siempre conmigo, amistosa 
y cívicamente, para este ilusionante empeño. 
Muchas gracias. 
Madrid, 22 de mayo de 2015 


miércoles, 6 de mayo de 2015

Premio Internacional de Literatura Rubén Darío 2015


Esta es la invitación al acto de entrega del premio y de presentación de mi nueva novela: El Profeso y la parapsicología. Al final se ha optado por la sede de la prestigiosa Fundación Universitaria Española en la calle Alcalá, 93 de Madrid. http://www.fuesp.com/

Será el lunes 25 de mayo a las siete de la tarde. ¡Os espero!

Síntesis de mi discurso


En su acepción literal, las ciencias ocultas o la parapsicología es el nombre con que se conoce a una serie de creencias y prácticas misteriosas que desde la antigüedad, y actualmente, pretenden penetrar y dominar los secretos de la naturaleza y desarrollar los poderes ocultos del ser humano. Tienen un gran interés para antropólogos, historiadores, filósofos y psicólogos. Se pueden agrupar así: adivinación, alquimia, astrología, herbolaria, lapidario, magia, médium, mitología y numerología.

También puede entenderse por ciencias ocultas algún cierto tipo de literatura caracterizada por el gusto por el misterio, la trascendencia espiritual o las explicaciones alternativas. Existen editoriales y librerías especializadas en este tipo de literatura que versa sobre temas muy variados cuyo común denominador son, a veces, temáticas que se hacen famosas y, otras, la demanda del público. Estos son asuntos que han suscitado la curiosidad de los lectores de todas las épocas. Bajo esta perspectiva, el término ciencias ocultas sería en realidad una etiqueta poco descriptiva, impuesta por las reglas del comercio editorial, antes que por una clasificación adecuada sobre su contenido.

A lo largo de la historia, la Iglesia católica ha combatido oficialmente estas prácticas señalándolas como productos del diablo, surgidas con el propósito de apartar a los hombres de la fe, si bien actualmente los escépticos las atacan de forma más o menos crítica. En todo caso, tratan de responder a la incertidumbre y curiosidad que el ser humano siente por lo desconocido o por su deseo de trascendencia espiritual. En este sentido, es importante recalcar que parte de estas creencias aluden al paganismo, razón por la cual la iglesia ha sido una de sus principales detractoras. 

Sin embargo, la Iglesia siempre ha estudiado y estudia estos fenómenos en la actualidad, solo revelándolo y autorizando a investigadores cualificados. Hace más de treinta años conocí al sacerdote jesuita José María Pilón, quien dedicó una buena parte de su vida a investigar la parapsicología, creando el grupo HEPTA, del que hablo al final de mi novela. En 2012 falleció tras una larga enfermedad. Licenciado en Filosofía y Teología por la Universidad de Granada, el padre Pilón fue durante décadas un estudioso serio de los fenómenos paranormales; en enero de 1987 articuló el grupo de investigación HEPTA y dirigió durante años unas célebres Jornadas de Parapsicología en el “Salón Borja” de la Casa Profesa de los Jesuitas en la calle Serrano de Madrid. Sus intervenciones en casos como los supuestos fenómenos paranormales en el Palacio de Linares y en la tienda de antigüedades “Baúl del Monje” en la capital de España, la localización de pozos mediante el uso del péndulo o las varillas y la búsqueda de personas desaparecidas o secuestradas utilizando sus habilidades radiestésicas, pronto le valieron el reconocimiento y afecto del público. Fue cofundador de AMIPSA (Asociación de Amigos de la Parapsicología) y autor de obras como “El gran libro de la radiestesia”, “Lo paranormal, ¿existe?”; “Diez palabras clave en parapsicología”; “Radiestesia psíquica” o “Radiestesia. Cómo manejar el péndulo y la varilla”, y con él se nos fue una página importante en la historia del estudio y divulgación de lo paranormal en España.

Dentro del movimiento denominado New Age, se ha desarrollado el interés por el conjunto de diversas creencias y de prácticas, que no necesariamente excluyen el interés por las anteriores. Las ideas re-formuladas por sus partidarios suelen relacionarse con la medicina holística, las medicinas alternativas o tradicionales y el misticismo. El holismo considera que el "todo" es un sistema más complejo que una simple suma de sus elementos constituyentes o, en otras palabras, que su naturaleza como ente no es derivable de sus elementos constituyentes. El holismo defiende el sinergismo entre las partes y no la individualidad de cada una. 

También se incluyen numerosas ciencias ocultas o pseudociencias, perspectivas generales sobre historia, religión, espiritualidad, estilos de vida y ciertos tipos de música. La lista de estas es muy extensa, pero la concentro en: acupuntura, aromaterapia, ayurveda, cábala, calendario maya, cerealogía (círculos de ovnis), civilizaciones perdidas, espiritismo, karma, flores de Bach, iridología, lectura de auras, musicoterapia, niños índigo, piramidología, radiestesia, reiki, reencarnación y yoga.

Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas (Alice's Adventures in Wonderland), es una obra de literatura creada por el matemático, lógico y escritor británico Charles Lutwidge Dodgson, más conocido bajo el seudónimo de Lewis Carroll. El cuento está lleno de alusiones satíricas a los amigos de Dodgson, la educación inglesa y los temas políticos de la época. El País de las Maravillas que se describe en la historia es creado básicamente a través de juegos con la lógica, de una forma tan especial que la obra ha llegado a tener popularidad en los más variados ambientes, desde niños o matemáticos hasta psicólogos. Sólo se conservan 23 copias de la primera edición de 1865. Esta novela que hoy presentamos se acaba de imprimir exactamente 150 años después. ¿Es una casualidad o una coincidencia? ¿Sabíais que una de las interpretaciones que se da a esta historia es que Alicia viaja a un universo paralelo? ¿O que otra de ellas la relaciona con el ocultismo? Desde luego, no sé a vosotros, pero a mí siempre esa fábula me ha producido una sensación muy especial.

No hay que olvidar las palabras del médico Santiago Ramón y Cajal, especializado en histología y anatomía patológica. Compartió el premio Nobel de Medicina en 1906 por sus investigaciones sobre los mecanismos que gobiernan la morfología y los procesos conectivos de las células nerviosas, una nueva y revolucionaria teoría que empezó a ser llamada la «doctrina de la neurona», basada en que el tejido cerebral está compuesto por células individuales. Humanista, además de científico, está considerado como cabeza de la llamada Generación de Sabios. Sus palabras proféticas fueron: «La hazaña suprema del hombre será sin duda la conquista de su propio cerebro.» 


Estas dos imágenes de magneto encefalógrafo ilustran claramente la actividad cerebral de las neuronas. A la izquierda muestra la actividad después de estar 20 minutos sentado en silencio. A la derecha, el estado de la actividad cerebral tras 20 minutos andando. Las partes coloreadas en azul son aquellas con menor actividad cerebral, aquellas en rojo son las que registran la actividad más intensa. Como podéis observar, después de haber caminado 20 minutos, la actividad se ha incrementado considerablemente.

Esta novela trata precisamente del control mental y más en general de la parapsicología. He intentado incluso de buscar respuestas científico-literarias a lo aún inexplicable, pero sobre todo intento entretener a los lectores con una historia de una compleja intriga internacional en la que mi protagonista, el Profeso, jugará un papel fundamental, como de costumbre, porque toda su vida es una cruzada contra la injusticia, el crimen, el fanatismo, la corrupción, la enfermedad, la crueldad, el egoísmo, la envidia, la hipocresía, la ignorancia y la pobreza. El legado de la Orden de San Juan se multiplica y la Fundación para la Paz de Nueva York, creada por Giangaleazzo, es la respuesta mayor a esos principios, una Fundación que interviene en un mundo atormentado por tantas tragedias. Por medio de sus extraordinarias capacidades extra sensoriales, el Profeso viaja en lo astral, en el espacio y el tiempo, gracias a la meditación trascendental cuántica, por lo que puede estar en cualquier lugar y en cualquier momento. Sus viajes abarcan, hasta ahora, un periodo de mil ochocientos años. Desde el imperio Romano hasta la Edad contemporánea, pasando por la Edad Media y el Renacimiento. Ha sido médico, cirujano, guerrero, investigador, agente secreto, político, librero, soldado, fraile, pirata, general, chamán, presidente, historiador, unas tareas que son solo una muestra de las capacidades del Profeso que brilla con luz propia. Tras las dos  primeras novelas, El Profeso y Asesinato en el Letrán, en las que mi personaje va siguiendo, a su manera, las líneas maestras trazadas por la Orden de San Juan (tuitio fidei et obsequium pauperum), Giangaleazzo decide ampliar su campo de acción. Así que sigue manteniendo su condición de Profeso a secas y ya no la de Caballero Bailío Gran Cruz de Justicia o Gran Prior de Pisa, o Caballero Apóstol de la Vera Cruz, o Lugarteniente de Gran Maestre, ni utiliza títulos nobiliarios de su linaje. Podría ser más, pero no quiere. 

Como dijo Jean-Paul Sartre: "Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es." Y asimismo: "el hombre está condenado a ser libre", precisamente como el Profeso, Giangaleazzo Ruspoli, sin más ataduras de aquellas que él mismo escoge en su personal cruzada humanitaria. 

Árbol genealógico del linaje Ruspoli

Árbol genealógico del linaje Ruspoli desde 

Francesco María Ruspoli 1672-1731

Ruspoli