miércoles, 30 de noviembre de 2016

La sindicación de acciones de Javier González de Gregorio

Entre los libros pendientes de leer, quiero destacar la tesis doctoral de mi yerno, Javier González de Gregorio, que obtuvo la máxima puntuación del tribunal de profesores de la Universidad San Pablo CEU en 2015. Para los interesados, se puede acceder gratuitamente la libro electrónico en la dirección www.tirant.com, en Mi cuenta hay que ir a Mis promociones y registrarse. Se recibe un código para acceder a la nube de lectura.





El libro de mi madre de Albert Cohen

Entre los pésames recibidos por la muerte de mi madre, quiero destacar este de un querido primo político que ha querido regalarme una de las más bellas y sinceras historias de amor, publicado en 1954.




Abraham Albert Cohen (Corfú, 16 de agosto de 1895 - Ginebra, 7 de octubre de 1981) fue un escritor suizo romandés de origen griego, descendiente de una familia sefardita (Coen) y de expresión francesa. Su obra más conocida es la novela Bella del Señor (1968), gran premio de novela de la Academia Francesa, aunque hay quien considera Comeclavos (1938) su obra más lograda. Perteneció a la comunidad judía de Corfú. Su familia, dedicada a la fabricación de jabón, decidió emigrar a Marsella cuando la fábrica empezó a decaer y el antisemitismo crecía en la isla. En Francia fundaron un comercio de huevos y aceite de oliva. El escritor evocaría ese periodo en Le livre de ma mère (El libro de mi madre). Inició su educación en 1904 en el liceo Thiers, un centro privado católico. El 16 de agosto de 1905 es llamado «sucio judío» en la calle, hecho que relatará en Ô vous, frères humains. En 1909 inicia amistad con Marcel Pagnol y en 1913 termina el bachillerato con la mención «assez bien». Trabajó en la Sociedad de Naciones en Ginebra siendo ésta su principal ocupación. Desarrolló su carrera literaria con largos periodos de silencio. Su narrativa es de gran coherencia al estar centrada siempre en los mismos personajes: Solal y su pintoresca familia. Por su sentido del humor ha sido comparado con Rabelais.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Mi madre

Ayer, 15 de noviembre de 2016, falleció mi querida madre, María Elisa Soler y Borghi de los marqueses de Rabell, con 90 años de edad. 

                                                     
Mamá en enero de 1949
                                         

De familia hispano italiana, Mamá vivió una infancia difícil. Estando en España al comienzo de la Guerra Civil, con diez años de edad, fue desplazándose a la finca de sus abuelos en Arenys del Mar, luego Perpiñán, Biarritz, Bélgica, Canadá y Estados Unidos para llegar a Italia con poco más de veinte años. Se casó dos veces, las dos bodas con italianos. Su primer marido fue Galeazzo Ruspoli, duque de Morignano y de este matrimonio nacieron dos hijos Carlo Emanuele, casado con María de Gracia de Solís-Beaumont y Téllez-Girón, duquesa de Plasencia, y Lorenzo, muerto prematuramente.  Su segundo marido fue el conde Giovanni de Bellegarde de Saint Lary y de este enlace nació Roger, casado con Herminia Díaz-Deus. Tuvo tres nietos María de Gracia, Gabriela Cristina, Alejandro Federico y una biznieta María de Gracia, fruto del matrimonio de la primera con Javier González De Gregorio. 

Mamá dedicó su vida a querer y proteger a su familia, fue siempre una guía y una referencia para todos. 

Para despedirme de ti, Mamá que siempre estarás en nuestro corazón, aprovecharé las palabras de San Agustín: La muerte no es nada, sólo he pasado a la habitación de al lado. Yo soy yo, vosotros sois vosotros. Lo que somos unos para los otros seguimos siéndolo. Dadme el nombre que siempre me habéis dado. Hablad de mí como siempre lo habéis hecho. No uséis un tono diferente. No toméis un aire solemne y triste. Seguid riendo de lo que nos hacía reír juntos. Rezad, sonreíd, pensad en mí. Que mi nombre sea pronunciado como siempre lo ha sido, sin énfasis de ninguna clase, sin señal de sombra. La vida es lo que siempre ha sido. El hilo no se ha cortado. ¿Por qué estaría yo fuera de vuestra mente? ¿Simplemente porque estoy fuera de vuestra vista? Os espero; No estoy lejos, sólo al otro lado del camino. ¿Veis? Todo está bien. No lloréis si me amabais. ¡Si conocierais el don de Dios y lo que es el Cielo! ¡Si pudierais oír el cántico de los Ángeles y verme en medio de ellos ¡Si pudierais ver con vuestros ojos los horizontes, los campos eternos y los nuevos senderos que atravieso! ¡Si por un instante pudierais contemplar como yo la belleza ante la cual todas las bellezas palidecen! Creédme: Cuando la muerte venga a romper vuestras ligaduras como ha roto las que a mí me encadenaban\ y, cuando un día que Dios ha fijado y conoce, vuestra alma venga a este Cielo en el que os ha precedido la mía, ese día volveréis a ver a aquel que os amaba y que siempre os ama, y encontraréis su corazón con todas sus ternuras purificadas. Volveréis a verme, pero transfigurado y feliz, no ya esperando la muerte, sino avanzando con vosotros por los senderos nuevos de la Luz y de la Vida, bebiendo con embriaguez a los pies de Dios un néctar del cual nadie se saciará jamás.

Descansa en paz, Mamá.


miércoles, 9 de noviembre de 2016

La Madre Maravillas, de Álvaro Marañón y Bertrán de Lis

Un público muy concurrido, más de 250 personas, acudió a la brillante presentación del libro La Madre Maravillas, del palacio al convento escrito por su sobrino nieto y buen amigo Álvaro Marañón. Especialmente entretenida fue la intervención del autor y de José Bono, ex Presidente del Congreso de Diputados, en el espléndido Salón de Actos de la Real Academia de San Fernando. Al finalizar, el organista Académico amenizó el acto con una pieza de música clásica. Luego en el Patio de Esculturas hubo un cocktail muy ameno y bien servido. ¡Enhorabuena querido amigo!

                   

                                     

                                     
     

      

lunes, 7 de noviembre de 2016

Carlos Oswaldo Ruspoli y Morenés

Cuando llegué a España a principios de los años 70, mis tres primos españoles de mi generación, Carlos, Luis y Enrique Ruspoli me acogieron con cariño, pese a que no nos conocíamos personalmente.  Yo fui testigo de Carlos en su boda con Rosario Herbosch representando a la familia italiana. Fue un matrimonio exitoso, pues ambos se quisieron durante toda la vida. No tuvieron hijos pero si muchos sobrinos, hijos de Luis, que les acompañaron. Cuando conocí a mi mujer María, la homonimia supuso que tras nuestro noviazgo, muchos amigos felicitaron tanto a mi mujer como a mi primo, porque yo trabajaba fuera de Madrid y era muy poco conocido.
Descansa en paz, querido Carlos, te recordaremos en nuestras oraciones como el gran señor que siempre fuiste.



Carlos Oswaldo Rúspoli y Morenés, V duque de Sueca y Alcudia (San Sebastián, 05 de agosto de 1932-Madrid, 25 de octubre de 2016) fue un aristócrata español.

Desde 1975 fue V duque de Sueca, V duque de Alcudia y XIX conde de Chinchón, los tres títulos con grandeza de España de primera clase. Además de príncipe del Sacro Imperio.

Nacido en San Sebastián, sus padres fueron Camilo Rúspoli y Caro, IV duque de Sueca y Alcudia, XVIII conde de Chinchón y VI marqués de Boadilla del Monte, y María Belén Morenés y Arteaga, XVIII condesa de Bañares. Su padre era tataranieto de Manuel Godoy y María Teresa de Borbón, mientras que su madre nieta de los duques del Infantado.

El duque tenía dos hermanos: Luis Rúspoli, VII marqués de Boadilla del Monte; y Enrique Jaime de Rúspoli, XIX conde de Bañares.

En 1980, se casó en el palacio del Infante don Luis, Madrid, propiedad de la familia, con María del Rosario Herbosch y Huidobro, hija de Olivier Herbosch y Rosario Huidobro. El matrimonio no tuvo hijos.

viernes, 21 de octubre de 2016

Norma de Vincenzo Bellini

Una interpretación magistral de la romanza "Casta diva" protagonizada por Montserrat Caballé

Norma es una tragedia lírica en dos actos con música de Vincenzo Bellini y libreto en italiano de Felice Romani (basado en la tragedia Norma, o sea: L'infanticidio de Alexandre Soumet), estrenada en La Scala de Milán el 26 de diciembre de 1831. Se considera un ejemplo de la mayor altura de la tradición belcantista. "Casta diva" fue una de las arias más conocidas en el siglo XIX y continúa siendo una de las más populares del repertorio lírico.

Norma en el Teatro Lírico de Chicago

La trama gira en torno al amor que siente la sacerdotisa Norma por Polión, procónsul romano. Él, padre de sus hijos, ama a otra mujer, Adalgisa, también sacerdotisa. El enfrentamiento entre ambas se simboliza en el célebre dúo Mira O Norma. Antes de que se alce el telón, la sacerdotisa Norma, hija del jefe de los druidas Oroveso, es la amante secreta del procónsul Polión, del que ha tenido dos hijos, custodiados por la fiel Clotilde mientras el resto no lo sabe. El romance hace que Norma trate por todos los medios de acallar la rebelión contra Roma, esperando que se establezca la paz entre los dos pueblos y así no perder a su amado.

Noche de estreno en el Teatro Real de Madrid. La representación es absolutamente extraordinaria, la unión de una escenografía tradicional con una tecnología visual moderna permite unos efectos especiales realmente destacados. El reparto de los cantantes es equilibrado y está triplicado para mantener la representación durante dos semanas. Después de la opera lírica, tuve la suerte de estar sentado (en el restaurante del Teatro Real cuyo techo reproduce las estrellas de la capital) al lado del Director Musical, Roberto Abbado que amplió mis conocimientos acerca de la opera lírica en general y de Norma en particular. Roberto fue durante 15 años Director Musical del Liceo de Barcelona y es considerado como uno de los mejores del mundo. De la interesantísima conversación destaco la preocupación de que una opera del siglo XIX sea representada dos siglos después logrando producir un impacto actualizado de sensaciones entre el público. 

Os adjunto el programa en pdf: